La lucha de Nora contra el último estigma ‘trans’: tener voz de hombre cuando ya era mujer

Noticia publicada en diario El Mundo 27 OCT. 2018

«Me da un aspecto de voz más femenino, me siento más cómoda hablando con la gente por teléfono y en público, porque noto que las personas creen que están hablando con una mujer, que es con quien realmente lo están haciendo»

 

tener voz de hombre cuando ya soy mujerEstas son palabras de Nora, tras haber sido intervenida con una cirugia de feminización de voz por el Dr. Juan Carlos Casado, coodinador del equipo de feminización de la voz en Marbella.

Para Nora, la feminización de la voz ha sido la última llave para «ser una mujer plena». Llevaba muchos años pensando en subir este peldaño final. Ahora que lo ha hecho, no puede sentirse más satisfecha. «Me ayuda a sentirme más segura. Ya no tengo que fingir una voz más femenina todo el día. Resulta muy cansado»

LA CLAVE DE LA DIFERENCIA EN EL TIMBRE DE VOZ

La clave del timbre de voz se encuentra en los aproximadamente cinco milímetros de más que miden las cuerdas vocales de los hombres. Al tener mayor longitud y también más volumen, producen un sonido más grave al vibrar. «Como una guitarra, las notas son más agudas cuando la porción vibratoria es menor», compara Cobeta. Cuanto menos porción vibrátil de la cuerda, mayor número de ondulaciones por segundo, lo que se traduce en una frecuencia fundamental más elevada, propia de la voz femenina. En los hombres trans los andrógenos sí consiguen masculinizar su tono vocal, pero en las mujeres, los estrógenos no causan variación.

leer noticia completa aquí